NUESTRO GRAN CONSUELO by David Wilkerson

BENDICIONES DE NUESTRO SUMO SACERDOTE

by David Wilkerson | May 8, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

La Biblia nos dice que cuando Cristo ascendió al cielo, Él tomó el ministerio de Sumo Sacerdote de todos los que vienen a Él por la fe. "Este hombre [Jesús], por cuanto permanece para siempre, tiene un sace rdocio inmutable" (Hebreos 7:24).

Jesús es inmutable: es el mismo ayer, hoy y siempre; mientras usted viva, Él será su Sumo Sacerdote en el cielo, intercediendo a su favor, y Él será su sumo sacerdote hasta que Usted vaya a casa para estar con Él.

BENDECIR A LOS DEMÁS

by David Wilkerson | May 4, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

Dios dijo a Abraham: "En bendición te bendeciré... en tu simiente todas las naciones de la tierra serán bendecidas" (Génesis 22:17-18). Él estaba diciendo: "La razón por la que te bendigo, Abraham, es para que puedas bendecir a todas las naciones".

Obviamente, muy pocos de nosotros estamos llamados a bendecir a las naciones enteras, pero cada uno de nosotros tiene un círculo de familiares, amigos y colegas. ¿Cuántos en su círculo están siendo bendecidos por lo que el Señor está haciendo en usted? ¿Son sus amigos y familiares bendecidos por Cristo en Usted?

LA BENDICIÓN DE ABRAHAM

by David Wilkerson | May 3, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

Pablo escribe: "Así que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham" (Gálatas 3:9). ¿Cuál es la bendición de Abraham?
Santiago nos dice: "Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia" (Santiago 2:23). Abraham creyó que podía estar delante Dios, a pesar de que todavía estaba siendo santificado.

Amados, la bendición de Abraham es el conocimiento de que somos justificados por la fe. "Que la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles por medio de Jesucristo, para que recibiéramos la promesa del Espíritu mediante la fe" (Gálatas 3:14).

NO ESTE CIEGO ANTE LA BENDICIÓN

by David Wilkerson | May 2, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

Soy padre de cuatro hijos, todos los cuales están casados y tienen sus propios hijos. Cada vez que mis hijos se enfrentan a algún tipo de dificultad, yo no me enojo con ellos; por el contrario, estoy encantado cuando me llaman, y de la manera en que pueda ayudarles, ya sea con oración, consejo o bendiciones financieras, encuentro gran placer tendiéndoles la mano y bendiciéndoles.

JESÚS SE DELEITA BENDICIENDO A SU PUEBLO

by David Wilkerson | May 1, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

Muchos cristianos creen que Dios se deleita sólo castigándonos y corrigiéndonos ¡No es así! La Biblia nos dice que Él no se place disciplinándonos. Por el contrario, Jesús dice: " No tengan miedo, mi rebaño pequeño, porque es la buena voluntad del Padre darles el reino" (Lucas 12:32). Él nos asegura: "Te daré todo lo que necesitas porque mi corazón está puesto en bendecirte."

DE LA IRA A LA MISERICORDIA

by David Wilkerson | April 27, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

La santidad de Dios exige que este airado por el pecado pero Él ama la misericordia. Ya la sangre de Jesús satisfizo la justicia de Dios para que Él pueda venir a nosotros a través del velo rasgado mostrando misericordia y gracia.

TOTALMENTE PAGADO

by David Wilkerson | April 26, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

Una vez al año, el sumo sacerdote entraba en el Lugar Santísimo para hacer expiación por los pecados de Israel. Después de su santificación – un buen baño (purificador)- llevaba en las manos la sangre de un becerro y un incensario de oro (o copa) sostenida por tres cadenas. Luego el sacerdote tomaba algunas brasas del altar, las ponía en el incensario, tomaba un puñado de incienso y entraba en el Lugar Santísimo.

NUESTRO SUMO SACERDOTE

by David Wilkerson | April 24, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

Dios el Padre designó a Su Hijo para ser nuestro Sumo Sacerdote. Jesús está en la gloria ahora mismo - tanto como Hombre como Dios - de nuestra parte. Él está vestido con las vestiduras de sumo sacerdote y Él está ante el Padre intercediendo por nosotros, incluso mientras escribo.

Sin duda, el Padre se complace en tener a su hijo a su diestra, sin embargo, la Biblia no dice, que Jesús ascendió por su Padre.

NUESTRO MISERICORDIOSO SUMO SACERDOTE

by David Wilkerson | April 20, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

Amado, no importa lo que usted esté pasando. Jesús ha estado en sus zapatos y eso lo hace a Élun sumo sacerdote misericordioso. Usted no tiene que decirle a Él acerca de todo su dolor. Jesús conoce su sufrimiento pues Él mismo lo ha padecido. “No tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.” (Hebreos 4:15).

NUESTRO GRAN CONSUELO

by David Wilkerson | April 19, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

Para Jesús fue necesario tener naturaleza humana para poder experimentar todo lo que acontece en la tierra -rechazo, dolor, pena, tentación. Aunque Él fue Dios hecho carne, Él resistió toda experiencia humana no como Dios sino como un hombre con todas sus flaquezas. Eso le permitió a Jesús, nuestro sumo sacerdorte, orar por nosotros con tremenda compasión: “Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados. (Hebreos 2:18).

  Back to Top