ALGUIEN QUE ME CUIDA by David Wilkerson

¡FIJARÉ MIS OJOS EN TI!

by David Wilkerson | October 10, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

Después que Samuel ungió a Saúl como rey, lo acompañó hasta el borde de la ciudad y dijo: «espera un poco, que tengo que comunicarte lo que Dios me ha dicho» (1 Samuel 9:27). ¡Imagínese! Mandar al rey de Israel a detenerse en lugar de actuar.

Samuel le decía: "Saúl, acabo de ungirte y ya tu mente está corriendo. Estás pensando: « ¿Qué está haciendo Dios? ¿Cómo puedo conocer su voz, su voluntad? » Deja de esforzarte, Saúl, ¿Quieres saber de Dios? Entonces quédate quieto y escucha, yo te daré la palabra de Dios."

QUÉDESE QUIETO Y ESPERE

by David Wilkerson | October 9, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

Dios habla a su pueblo por la voz de su Espíritu: " Entonces oirán ustedes decir a sus espaldas estas palabras: «Éste es el camino; vayan por él. No se desvíen a la derecha ni a la izquierda.»" (Isaías 30:21).

La voz de su Espíritu viene a nosotros principalmente a través de las Escrituras. El puede mostrarnos un pasaje bíblico que será la clave para nuestra liberación. Pero antes de que podamos escuchar su voz de dirección, Dios requiere algo de nosotros: Debemos quedarnos quietos y esperar a que Él actúe.

YO TE ESFUERZO

by David Wilkerson | October 5, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

Quiero hablar de la esclavitud del pecado, es decir, su batalla con la carne. Bajo el nuevo pacto, Dios permitirá situaciones que le muestren cómo usted es totalmente dependiente de Él para liberarle por la fe.

Dios nunca lo meterá en tentación sino que le permitirá llegar hasta el final de sus posibilidades. Si tiene un pecado que le asedia, Satanás vendrá contra usted continuamente con sus mentiras: "¡Eres demasiado débil nunca lo vas a lograr!".

EL SEÑOR PELEARÁ POR VOSOTROS

by David Wilkerson | October 4, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

Como los egipcios rápidamente se acercaron a los hijos de Israel, no había lugar para que ellos escaparan. Las montañas de ambos lados estaban desnudas, sin árboles o cuevas para esconderse. Y el mar los encerraba en el otro lado ¡Era una situación imposible! La Escritura dice que en este momento: “Mientras el faraón se acercaba, los israelitas levantaron la vista y se llenaron de pánico al ver que los egipcios los alcanzaban. Entonces clamaron al Señor” (Éxodo 14:10).

LA CRISIS DEL MAR ROJO

by David Wilkerson | October 3, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

El Antiguo Testamento enumera muchos tiempos de prueba del pueblo de Dios. Tal vez el mayor ejemplo fue la crisis en el Mar Rojo. Esta crisis fue arreglada completamente por Dios y creada por las órdenes que dio al pueblo de Israel. La Escritura dice que fue Dios quien endureció el corazón del Faraón, causó que los egipcios persiguieran a Israel, y permitió que el ejército egipcio los alcanzara junto al mar.

¡QUÉDATE QUIETO!

by David Wilkerson | October 2, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

Las tres palabras que más se escucha entre los cristianos en tiempos de crisis son: "Señor, ¡haz algo!" Va en contra de nuestra naturaleza estar quieto y no hacer nada cuando enfrentamos pruebas desconcertantes. De hecho, esperar pacientemente a que Dios actúe es probablemente la cosa más difícil de la vida cristiana. Incluso los creyentes consagrados entran en pánico cuando el Señor no se mueve de acuerdo a sus tiempos.

LA IDOLATRÍA TRAE ENGAÑO

by David Wilkerson | September 28, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

¡Los idólatras viven en el engaño, creyendo que la mentira es verdad!

"Por cada uno de la casa de Israel, o de los extranjeros que moran en Israel, que se hubiere apartado de mí, y hubiere puesto sus ídolos en su corazón, y establecido el tropiezo de su maldad delante de su rostro, y viniere al profeta para preguntarle sobre mí, yo Jehová le responderé por mí mismo "(Ezequiel 14:7).

LA RESPUESTA DE DIOS PARA LOS IDÓLATRAS

by David Wilkerson | September 27, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

“Tanto los falsos profetas como quienes los consultan serán castigados por sus pecados. De este modo, los israelitas aprenderán a no alejarse de mí y por tanto a no contaminarse con el pecado. Ellos serán mi pueblo y yo seré su Dios. ¡Yo, el Señor Soberano, he hablado!"(Ezequiel 14:10-11).

Dios nos está diciendo suavemente: "Voy a hacer lo que sea para que abandones tus ídolos contaminados no voy a dejar que caigas en el engaño y la destrucción, te voy a atraer de nuevo hacia mí mismo… pero, si eso no funciona, voy a tener que castigarte."

NOS ENTREGAMOS A LA ORACIÓN

by David Wilkerson | September 26, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

En la iglesia del primer siglo en Jerusalén, las viudas griegas eran desatendidas en la distribución diaria de los alimentos; naturalmente, ellas buscaron la ayuda de los líderes en la iglesia.

ALGUIEN QUE ME CUIDA

by David Wilkerson | September 25, 2012

    PDF     TXT   Print  Print

"En verdad he limpiado mi corazón en vano, y lavado mis manos en inocencia" (Salmo 73:13).

Asaf, el escritor de este salmo, estaba tan confundido por sus sufrimientos, en comparación con la vida fácil de los malvados, que casi cae en un pozo de incredulidad absoluta. Estuvo dispuesto a acusar a Dios de haberlo abandonado, de no preocuparse por él, y por un momento estuvo listo a dejar la batalla y rendirse completamente.

  Back to Top