LA CURA PARA LA INCREDULIDAD by David Wilkerson

PREPARESE PARA MORIR

by David Wilkerson | October 19, 2011

    PDF     TXT   Print  Print

Al formar el nuevo pacto, Dios se obligó a sí mismo a proveer todo el poder posible y toda la fortaleza necesaria para cumplir cada condición y demanda pertenecientes a este acuerdo. Por tanto, cuando Dios dice bajo juramento, “Yo lo haré,” la fe en nosotros responde, “Que sea hecho.”

NOSOTROS RECIBIMOS TODOS LOS BENEFICIOS

by David Wilkerson | October 18, 2011

    PDF     TXT   Print  Print

 ¡Dios entregó a Su Hijo, el Hijo dio Su vida, y nosotros recibimos todos los beneficios!

Por consentimiento mutuo, el Padre y el Hijo pactaron guardar y preservar la simiente de Cristo. Esto, para asegurar que nosotros perduráramos hasta el final.

EN TIERRA SECA

by David Wilkerson | October 14, 2011

    PDF     TXT   Print  Print

Dios nos insiste que debe de haber “tierra seca” en nuestro paso por el Mar Rojo. Él le dijo a Israel, “Y tú, alza tu vara, extiende tu mano sobre el mar y divídelo, para que los hijos de Israel pasen por medio del mar en seco.” (Éxodo 14:16). Maravillosamente, Dios utiliza esta frase cuatro veces para decirle a su pueblo, “Ustedes cruzarán por tierra seca.” Nosotros encontramos esta frase cuando Israel estaba a punto de entrar a Canaán. Ellos cruzaron el Jordán por tierra seca en su camino a la Tierra Prometida.

DIOS NUNCA SE RINDE

by David Wilkerson | October 13, 2011

    PDF     TXT   Print  Print

“¿Qué hombre de vosotros, si tiene cien ovejas y se le pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto y va tras la que se perdió, hasta encontrarla?” (Lucas 15:4).

Aquí, Jesús está hablando de la oveja que ha estado en el redil. Claramente, ésta representa a un miembro del rebaño de Cristo, a alguien que ha sido bien alimentado y guiado por un pastor amoroso. Sin embargo, esta oveja se ha perdido y por lo tanto, el pastor ha salido a buscarla.

PENSAMIENTOS SOBRE EL AMOR Y LA FE

by David Wilkerson | October 12, 2011

    PDF     TXT   Print  Print

Permítame compartir algunos pensamientos de gran sanidad acerca de la fe y el amor. Creo que Dios hace milagros en respuesta a oraciones hechas con fe. Creo en cada promesa de la Palabra de Dios. Pero, a través de mucho sufrimiento y lágrimas, yo he descubierto algo maravilloso acerca de la forma en que Dios trabaja. Lo que usted va a leer, le ayudará a recobrar su confianza en el Señor y le ayudará a librarlo de la intención esclava por entender el significado de la fe.

Estas son mis conclusiones:

DIOS DESCRIBE SU AMOR POR SU PUEBLO

by David Wilkerson | October 7, 2011

    PDF     TXT   Print  Print

Dios mismo se describe de esta manera: “Con todo, yo enseñaba a andar a Efraín, tomándolo por los brazos; más ellos no comprendieron que yo los cuidaba.” (Oseas 11:3).

En el lenguage original este versículo dice, “Yo vine a ellos en su desesperación y tiernamente los cuidé en medio de lugares contaminados y escabrosos. ¡Los sostuve en mis brazos y los cuidé!” Pero Oseas dice en 11:7, “Mi pueblo está aferrado a la rebelión contra mí.” La palabra aferrado significa “colgado en suspenso, colgado en duda.”

¡LLENOS DE ESPERANZA, GOZO Y PAZ!

by David Wilkerson | October 6, 2011

    PDF     TXT   Print  Print

Si usted desea que la paz de Dios gobierne en su vida, usted tiene que renunciar a ciertas cosas:

EL DON DE SU PAZ

by David Wilkerson | October 5, 2011

    PDF     TXT   Print  Print

“Por nada estéis angustiados, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:6-7).

Y LA PAZ DE DIOS GOBIERNE

by David Wilkerson | October 4, 2011

    PDF     TXT   Print  Print

“Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo. Y sed agradecidos.” (Colosenses 3:15)

Este versículo contiene un mandato increíble: ¡Dios llama a su cuerpo en Cristo Jesús a permitirle que Su paz gobierne en sus corazones, mentes y cuerpos! La paz de Dios tiene que ser el árbitro de nuestras vidas, estableciéndose sobre todo. Si alguna vez ha habido un tiempo en el que este llamado necesita ser escuchado es hoy, ¡en este tiempo de agitación y confusión!

LA CURA PARA LA INCREDULIDAD

by David Wilkerson | October 3, 2011

    PDF     TXT   Print  Print

Busqué en mis libros de referencias y encontré una lista de pasos para “curar¨la incredulidad, pero ninguno de esas docenas de opciones me convenció. Por tanto le pedí a Dios por algo sencillo y Él me dió dos ideas para quitar la incredulidad del corazón:

1. Toma toda preocupación, temor y carga, y entrégaselas todas a Jesús. ¡Déjalas en Sus hombros!

“Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. (1 Pedro 5:7).

  Back to Top